Muros

9 11 2009

Hoy se celebran 20 años de la caída del muro de Berlín, el cual separó Alemania en dos desde el 13 de agosto de 1961 hasta el 9 de noviembre de 1989. La tarde de ese día 9 se anunció en conferencia de prensa retransmitida en directo por la Alemania Oriental que todas las restricciones habían sido retiradas tras los recientes acontecimientos políticos. Decenas de miles de personas se dirigieron entonces a los puntos fronterizos con intención de cruzar el muro para reencontrarse con sus familiares y amigos. Las radios y televisiones gritaban ¡el muro está abierto!, pero en esos momentos, justo minutos después de la conferencia de prensa, ni las tropas de control ni los funcionarios del ministerio estaban informados de la situación.

El punto de control de Bornholmerstrasse se abrió a las 23.00 bajo la presión de la gente. En otros lugares, mucha gente durmió junto al muro a la espera de la apertura de la frontera a la mañana siguiente, 10 de noviembre.

Los ciudadanos de la RDA fueron recibidos con entusiasmo por la población de Berlín Oeste. La mayoría de los bares cercanos al muro daban cerveza gratis y los desconocidos se abrazaban entre sí. En la euforia de esa noche, muchos berlineses occidentales escalaron el muro. Cuando se conoció la noticia de la apertura del muro, se interrumpió la sesión vespertina del Bundestag en Bonn y los diputados entonaron espontáneamente el Himno de Alemania. El 9 de noviembre, los berlineses llevaron a cabo la destrucción del muro con todos los medios a su disposición (picos, martillos, etc.). El virtuoso del violoncelo Mstislav Rostropovitch, que había tenido que exiliarse al Oeste, fue al pie del muro a animar a los que lo demolían. La fotografía de esta anécdota se volvería célebre.

Según el Ministerio de Seguridad Nacional, en la primavera de 1989 el muro estaba formado por:

  • 41,91 Km. de muro de una altura de 3,60 m.
  • 58,95 Km. de muro prefabricado de una altura de 3,40 m.
  • 68,42 Km. de alambre de espino con una altura de 2,90 m.
  • 161 Km. de calles iluminadas.
  • 113,85 Km. de vallas.
  • 186 torres de vigilancia.
  • 31 puestos de control.

Como comenzaba, hoy se celebra el 20 aniversario de la caída del muro de Berlín. Es posiblemente uno de los más icónicos y más representativos de los muros de la vergüenza que han existido, y que existen. Porque no ha sido ni es el único.

En el Sahara Occidental, a día de hoy se extiende el muro más largo construido por el hombre tras la muralla china. Un muro de más de 2.700 kilómetros separa al pueblo saharaui de su tierra desde 1980, ocupada ilegalmente por Marruecos. Realmente, más que un muro es una zona militar construida con el fin de proteger el territorio ante las incursiones del Frente POLISARIO utilizadas en la guerra de guerrillas que tanto ha atosigado a Marruecos.

Haciendo un símil con el muro de Berlín, veamos qué forma parte de este muro:

  • Despliegue de compañía militar cada 5 km. (infantería o paracaidistas).
  • Radar cada 15km para informar a las próximas baterías de artillería.
  • Zona de minas
  • Alambrada
  • Muros de arena y piedras

Posiblemente Eduardo Galeano consiga transmitiros este sentimiento mucho mejor que yo, por lo que si tenéis 12 minutillos os pediría que le escucharais:

Hoy se celebra la caída de uno de los Muros de la Vergüenza, pero aun quedan muchos en pie, algunos de ellos más cerca de lo que creemos. Esperamos que sigan cayendo todos estos muros, tanto los físicos como los no físicos. Que no se separen más familias. Que no se aleje a ningún pueblo de su tierra. Que no se prive a nadie de su libertad.