La fiesta del trono

31 07 2009

Sintiendo no poder estar más al día en estos tiempos en los que el en muchas partes el mundo se sacude (Somalia, Honduras, Afganistán…) voy a dejaros unas breves líneas, y es que esto no he podido contenerlo. Leo hoy en la prensa que, aprovechando con el discurso de la Fiesta del Trono, “Mohamed VI instaurará por su cuenta una autonomía en el Sáhara”. Por que yo lo valgo.

Hace tiempo que el gobierno alauí ha ofrecido una autonomía para la República Árabe Saharaui Democrática (o nuestro Sáhara Occidental) como salida al conflicto entre ambas partes, solución que convence a pesar de que cuenta, o contaba, con el apoyo o “neutralidad pasiva” de países como EE.UU. o España. Y digo contaba porque Obama ya se ha manifestado hace algunas semanas al respecto y, aunque ha manifestado que este asunto no es de prioridad en este momento, su actual postura es de no apoyo a tal iniciativa marroquí y de respaldo a la ONU a través del Señor Ross, enviado especial para el Sáhara en este momento.

Habrá pensado entonces que como está perdiendo ciertos apoyos clave es momento de tomarse la justicia por su mano y a anunciado la creación de una comisión que le someterá un plan para instaurar una “regionalización avanzada” en el país, empezando por las llamadas “provincias del sur”, lo que viene siendo el Sáhara Occidental, las cuales “deben convertirse en un verdadero modelo”.

Ya puestos al tema, Mohamed VI ha aprovechado para arremeter contra Argelia, país que ha acogido los campamentos de refugiados saharauis en la zona de Tindouf durante todos estos años. El monarca lamenta la “obstinación de las autoridades argelinas en mantener unilateralmente cerrada la frontera terrestre” con Marruecos desde el 94, lo que califica como “actitud lamentable e injustificada, contraria a los derechos fundamentales de ambos pueblos vecinos y hermanos”…

Contraria a los derechos fundamentales de pueblos vecinos… De verdad hay que tener un gran valor (por no decir otra cosa) para decir algo así cuando se ha invadido por la fuerza al país vecino y se acaba de anunciar un plan de regionalización del mismo de forma totalmente unilateral, por supuesto. Vaya tela.

Eso sí, justo por estos días se ha producido, mira tu por donde, el indulto de 178 españoles que permanecían en las cárceles marroquíes (Marruecos es el país donde más presos españoles había fuera de la península), hecho que nuestro Rey de España ha agradecido mediante una carta personal a Mohamed VI.

A mi es que me hierve la sangre.

PD: Espero poder seguir actualizando, aunque el verano me aleja de mi casa y me dificulta el poder escribir. Hasta entonces, buen verano.