Bhopal, 25 años después

7 06 2010

Hoy, la “justicia” india ha declarado culpables de negligencia criminal a 8 directivos de la Unión Carbide India, responsables de la catástrofe química acontecida en Bhopal (India).

El 3 de diciembre de 1984, la región de Bhopal sufrió una fuga de 42 toneladas de isocianato de metilo procedente de una fábrica de pesticidas perteneciente a la estadounidense Union Carbide. El accidente se dio al no tomar las medidas de seguridad correspondientes en las tareas de limpieza y mantenimiento de las instalaciones. Además, diversos sistemas de seguridad (como el sistema de refrigeración de los tanques y el catalizador de gases previo a la salida a la atmosfera) habían sido desactivados para ahorrar costos.

Al contactar con la atmósfera, el compuesto se descompuso en varios gases de alta toxicidad (fosgeno, monometilamina y ácido cianhídrico), convirtiéndose en letales al ser más densos que el “aire” y situarse a ras de suelo.

Consecuencia: entre 6.000 y 8.000 personas murieron como consecuencia directa del escape en la primera semana, y se estima que desde aquel día unas 20.000 más han fallecido a causa del mismo evento. El desastre ha afectado a más de 600.000 personas, de las cuales 150.000 han sufrido graves secuelas.

Además se perdieron miles de cabezas de ganado, otros animales y el entorno quedó seriamente contaminado por sustancias tóxicas y metales pesados, los cuales tardarán años en desaparecer. La planta química fue abandonad, de forma que siguió realizando vertidos y emisiones contaminantes de diferentes tipos.

Hoy, 7 de junio de 2010, el tribunal indio encargado de judgar el desastre ha condenado a 8 directivos de la empresa (atención a la condena…) a 2 años de prisión y una multa de 500.000 rupias (8.900 euros). Ese es el precio de más de 25.000 vidas humanas.





Agua para todos

23 03 2010

Manifiesto en el Día Mundial del Agua

22 de marzo de 2010

Este año, con el lema “Agua limpia para un mundo sano”, la Organización de las Naciones Unidas propone conmemorar el Día Mundial del Agua, teniendo en cuenta las relaciones entre la calidad del agua y el bienestar humano.

Este llamamiento choca con la realidad de aproximadamente 900 millones de personas que no tienen acceso al agua potable; el 40 por ciento de la población mundial carece de sistemas de saneamiento básico o las casi 10.000 personas que cada día mueren por enfermedades evitables, relacionadas con el agua o con el saneamiento deficiente. Mientras, el acceso al abastecimiento y al saneamiento sigue sin ser considerado como un derecho humano plenamente reconocido, olvidando que el agua es el recurso básico e insustituible para la vida.

La calidad del agua está disminuyendo en todo el planeta como consecuencia de una gestión errónea de los recursos hídricos: han primado los aspectos de la cantidad sobre la calidad del agua, ocasionando una explotación incontrolada de los recursos superficiales y subterráneos y su progresiva contaminación y degradación.

En esta situación, el principio “quien contamina paga” resulta insuficiente. Es preciso desarrollar nuevos enfoques de prevención de la contaminación en sus fuentes, ya que resulta mucho más razonable y económico evitar la contaminación que depurar.

La carencia, en muchos casos, de instituciones públicas suficientemente consolidadas, ha permitido que los usos productivos del agua hayan primado sobre los personales y domésticos que tienen la consideración de derecho humano, todo ello en un contexto de falta de transparencia y participación real de la ciudadanía. Los países en desarrollo y los sectores sociales más empobrecidos y en particular las mujeres son los que más sufren la mala calidad del agua, reflejada tanto por la carencia de sistemas sostenibles de abastecimiento y saneamiento, como por el impacto de las enfermedades relacionadas con el agua y la progresiva degradación de los ecosistemas acuáticos, que afecta especialmente a la biodiversidad. Es muy previsible que este escenario se agrave como consecuencia de los efectos del cambio climático.

Desde la Coordinadora de ONG de Desarrollo – España consideramos que esta situación no es sostenible y que es necesario avanzar en su resolución de forma conjunta y coordinada, contando tanto con los Estados, las organizaciones internacionales, nacionales y locales, como con la sociedad civil en general, teniendo como objetivo la consecución de una gestión pública, transparente, participativa y sostenible de los recursos hídricos, que, sin duda, favorecerá el cumplimiento de los compromisos adquiridos en materia de desarrollo y, especialmente, los Objetivos del Milenio.

En ese contexto, es relevante la iniciativa española de impulsar el Fondo de Cooperación para Agua y Saneamiento; entendemos que el funcionamiento de este Fondo debe realizarse con total transparencia garantizando la participación de la ciudadanía y la necesaria rendición periódica de cuentas. Apoyamos decididamente y reivindicamos que las intervenciones financiadas por el Fondo impulsen la gestión pública y participativa de los servicios de abastecimiento y saneamiento, tal y como se establece en sus documentos programáticos.

Por otra parte, y aprovechando la presidencia española de la Unión Europea, pedimos al Gobierno de España:

  • QUE reitere la necesidad de reconocer el acceso al agua y saneamiento como un derecho humano en la línea de lo propugnado por las Naciones Unidas y que la Unión Europea deje de considerar los servicios asociados como un recurso económico, sujeto, por tanto, a las normas del mercado.
  • QUE la Unión Europea apoye las iniciativas de las Naciones Unidas relacionadas con el derecho humano al agua y saneamiento.
  • QUE la Unión Europea establezca una estrategia conjunta para la gestión pública eficiente, transparente y participativa de los recursos hídricos desde la perspectiva del acceso al agua y saneamiento como derecho humano.




Nuestros hijos nos acusarán

19 03 2010
El cemento de las llanuras sube a las montañas,
Veneno en las veredas y en las fuentes,
Ciclones y tormentas,
Nuestra historia está empezando a hundirse,
Pero nuestro ideal perdura: fingid que todo está perfecto.
Comprad el aire en latas para vuestra subsistencia,
Unos pocos petrodólares contra la existencia,
Desde el ecuador hasta los polos llevamos este yugo.
Los usurpadores van y vienen, ya no tiene gracia.
Debemos cambiar las cosas,
A los árboles, ciudadanos.
Es hora de proponer
Un mundo mejor para mañana.
nosenfantsnousaccuseront-lefilm.com/bande-annonce.html




El crimen climático de Copenhague

21 12 2009

FAB: fair, ambitious and binding. Justo, ambicioso y vinculante. Eso es lo que se esperaba del resultado de la cumbre de Copenhague, pero ninguno de esos 3 aspectos parece ser recogido en los 3 folios de texto del Acuerdo que dejan tras de si los 119 jefes de estado que han pasado por la capital danesa. La cumbre que terminó hace dos días nos deja un amargo sabor por el resultado tanto en contenidos como en forma, lo que hace que una vez más nos demos cuenta de que esto realmente importa una mierda a los políticos.

En primer lugar, centrémonos en los contenidos de dicho documento (al que preferiría no llamar acuerdo por causas que se describen más abajo). El papel en cuestión reconoce la necesidad de evitar que la temperatura media mundial aumente más de 2 grados, y que en algún momento se ha de llegar a un máximo en la cantidad de emisiones. Es como si un portero reconoce que tiene que parar los balones pero se mete las manos en los bolsillos. La goleada está asegurada. El documento no es vinculante ni contiene cifras de recortes de emisiones. Lo único que hace es poner dinero sobre la mesa: 30.000 millones de dólares para que los países empobrecidos puedan adaptarse al cambio climático.

Pasemos ahora a la formas. La última jornada de la cumbre fue congelada para que Mr. Obama pudiera pronunciar su discurso en la sala principal. Entre los invitados a usar la palabra en esa misma jornada estaban los países más industrializados, varias economías emergentes y algunos de los más pobres del plantea. El resto (más de 170 países) podrían ejercer libremente su derecho a escuchar.

Tras la participación de estos 16 países, Evo Morales solicitó la palabra. Tras él, Hugo Chávez. Según rebelión.org, ambos pasarán a la historia como ejemplos de discursos breves y oportunos (aunque yo personalmente los desconozco). Para aquel momento Obama ya se retiraba en su Air Force One, aunque en su nombre se reunían representantes de EEUU, la Comisión Europea y otros 27 países “amigos” a los que se propondría el documento antes mencionado (entre ellos EEUU, Brasil, India, China, Francia y España). Ninguno de los restantes líderes del resto del mundo tomaba parte de ello. A las 3 de la madrugada del 19, el Primer Ministro de Dinamarca  convocó una reunión para la clausura de la cumbre donde se pretendía presentar como acuerdo por consenso el documento propuestos por estados Unidos. Los países del tercer mundo pusieron el grito en el cielo.

Claudia Serrano (Venezuela) mostró so enrojecida mano a causa de la fuerza con la que golpeó la mesa para ejercer su derecho a usar la palabra: “Van a aprobar un golpe de estado contra las Naciones Unidas”. Ian Fry (Tuvalu): “Señor presidente, siento decirle que Tuvalu no acepta este documento. Bolivia: “Este acuerdo en la sombra es un documento que no expresa casi dos años de discusión”. Cuba: “Señor presidente hace cuatro horas que el presidente Obama anunció un acuerdo que no existe”. Sudán llegó incluso a comparar la inacción de la cumbre con los crematorios nazis. La presidencia de la conferencia tomó nota del acuerdo de Copenhague en ese momento decidiendo incluir en el encabezamiento una lista de países contrarios al texto, aunque finalmente se tuvo que rebajar la categoría del documento. “Los países bolivarianos tumbaron la propuesta de Obama” reza el diario Publico.

Las ONG también rechazaron dicho acuerdo: “La ciudad de Copenhague es hoy el lugar del crimen climático, con los culpables huyendo avergonzados al aeropuerto”, aseguró Greenpeace (de donde toma título esta entrada); “El acuerdo es un triunfo de la propaganda por encima de la sustancia. Reconoce la necesidad de mantener el calentamiento global por debajo de los 2 grados, pero no compromete la manera de hacerlo”, criticó el director ejecutivo de Oxfam Internacional, Jeremy Hobbs.

No hay mucha más conclusión que sacar de esta cumbre, tanto en contenidos como en formas, totalmente decepcionante. Y eso que no he entrado en temas de organización, ONG que se han quedado fuera, brutalidad policial “preventiva” ante las protestas pacíficas, CO2 generado por la propia cumbre, etc.

Próxima estación: México.

PD: las tiras cómicas que aparecen todas ellas son de Ramón, siempre defensor del medio ambiente, aparecidas en Elpais.com los pasados días 17, 18 y 19.





Piratas

27 11 2009

Ahora que el Alakrana volvió a un segundo plano y que sus ocupantes secuestrados descansan en sus hogares quería dejar aquí un vídeo que muestra la realidad de tal acontecimiento desde el punto de vista contrario, no desde la sociedad del país rico que sufre el secuestro de su gente, sino desde la sociedad pobre que celebra el aumento de resultados de sus faenas desde que los piratas ahuyentan a los pesqueros europeos.

Antes de entrar en materia quiero dejar algo claro desde el principio. No quiero justificar una posible legitimidad de la actuación de los piratas con estos argumentos, estoy en contra de cualquier tipo de uso de la violencia por parte de cualquier bando. Mi objetivo, como viene siendo habitual, es mostrar que la realidad no es tan simple ni tan plana como podemos ver en los televisores desde el sofá de nuestra casa, normalmente hay algo más detrás. En este caso se pone de manifiesto algo que se viene diciendo desde hace tiempo: las desigualdades son una de las principales causas de los conflictos internacionales tanto entre países norte-sur, como sur-sur… Sin duda se trata de una realidad cada vez más aplastante, y en este país se puede comprobar fácilmente contando la cantidad de gente que llega a nuestras cosas en patera.

Hace unos días que leí varios artículos al respecto incluido este de Joaquim Sempere, profesor de teoría sociológica y sociología medioambiental de la Universidad de Barcelona. En dicho artículo se hace una recapitulación de los hechos que han sacudido Somalia desde 1991, cuando su organización política de hundió por completo. Ese momento fue aprovechado a nivel internacional para en primer lugar verter residuos tóxicos en la zona (revelados por un posterior tsunami) y después ocupar sus bancos de pesca por parte de países entre los que se encuentra España.

El mencionado artículo arroja la cifra de 450 millones de dólares para cuantificar los ingresos generados durante un año por parte de los pesqueros extranjeros en la zona. Resultado directo: disminución de las reservas de pesca en la zona ante la incapacidad de los pesqueros locales de recorrer mayores distancias en busca de mejores alternativas. Ante tal situación, grupos de voluntarios somalíes intentaron constituir un grupo llamado “Guardacostas Voluntarios de Somalia” que pretendían negociar con los pesqueros extranjeros para tratar de que redujeran su actividad en la zona o bien pagaran una tasa por ello. Es lo que hoy se ha convertido en la denominada “piratería somalí”.

Finalmente, Joaquín Sempere plantea la siguiente cuestión: ¿Quién son verdaderamente los piratas? Yo no pretendo dar respuesta a esta pregunta, esto lo reservo a los lectores, pero sí que me gustaría plantear una reflexión, y es que yo creo que somos nosotros (España) los culpables de la situación, con nuestra forma de actuar basada en el “neoimperialismo ecológico reforzado militarmente”, ¿cómo lo veis?

El video mencionado:

No más Alakranas. No más explotación de recursos por parte de nuestras empresas.

Buen día





Verdades como puños

30 04 2009

Os presento a Severn Cullis-Suzuki, hoy activista ambiental, licenciada en biología evolutiva y ecología por la Universidad de Yale. Ha ayudado a crear el think-tank “The Skyfish Project” y participó en la comisión asesora especial de Kofi Annan para cuestiones de medioambiente. Hoy tiene 29 años.

A los 10 años fundó ECO ( Environmental Children’s Organization ) con un grupo de amigos en Vancouver y fué con ellos con quien se desplazo en el año 1992 cuando apenas tenia 13 años a la Cumbre de la Tierra, la “Earth Summit” en Rio de Janeiro, donde en presencia de altos cargos mundiales y representantes de la ONU dió el discurso que podeis ver a continuación.

Una niña de 13 años pronunció en la Cumbre de la Tierra de las Naciones Unidas en 1992, ante los principales dirigentes del planeta, lo que se ha calificado como el mejor discurso político oído nunca por la ONU. Lo sería si no fuera porque dice a las claras verdades como templos, lo que tiene muy poco de política y mucho de sinceridad, sentido común y deseo real de cambios efectivos. Espero que os guste.