El compromiso de dar

5 08 2010

Estaba yo mirando las noticias cuando esta me ha sorprendido: las personas más ricas de Estados Unidos y del mundo pretenden donar parte de sus riquezas al ámbito de la filantropía.

Parece que Warren Buffett y Bill Gates, las personas que encabezan la lista de los más adinerados americanos, han promovido entre sus similares esta acción y el resultado ha sido la creación de la campaña The Giving Pledge (El compromiso de dar). Hoy, casi medio centenar de multimillonarios se han sumado a la iniciativa, que tiene por manifiesto destinar al menos la mitad de sus riquezas a obras de caridad. Si esto se cumpliera se alcanzaría la cifra de 675.000 millones de dólares destinados a fines benéficos, lo que sería la mayor recaudación realizada en la historia.

Se trata de un movimiento sin precedentes en el ámbito de la filantropía. Los primeros en apuntarse en esta especie de nuevo club fueron el constructor Eli Broad, el inversor John Doerr, el empresario Gerry Lenfest y el ex presidente de la tecnológica Cisco Systems John Mordridge. Hoy se han sumado el alcalde neoyorquino Michael Bloomberg, el fundador de Oracle, Larry Ellison, el magnate Boone Pickens y el emperador mediático Ted Tuner entre otros.

La única persona que ha comentado algo al respecto hasta el momento es el propio Buffett, el cual parece bastante razonable al admitir que han de devolver a la sociedad todo lo que la sociedad les ha dado. Muchos de estos personajes admirados públicamente han de predicar con el ejemplo.

Al tratarse de una donación, ellos decidirán dónde, cuándo y en qué forma, no hay contratos de por medio. Algunos medios norteamericanos piensan si resulta que tienen la conciencia intranquila a estas alturas, o que simplemente necesitan evadir impuestos.

Todo se verá, o de momento me mantengo escéptico.